Rumiación: cuando determinados pensamientos vuelven una y otra vez a tu mente

En psicología, la rumiación se refiere a cuando nuestro foco de atención se queda anclado en pensamientos, ya sean reales o imaginarios, que nos producen cierto molestar o incomodidad, nuestra mente se vuelve como un disco rayado... que toca una y otra vez la misma molesta canción.


La rumiación te impide tomar acción o generar alguna solución.


Este tipo de pensamiento puede derivarse de problemas de autoestima, de procesos ansiosos o depresivos o de cierto tipo de afrontamiento aprendido en la familia.


Existen diferente formas de afrontar la rumiación:


1. Mindfulness - ayuda a entrenar el cerebro y bajar el volumen de los pensamientos, promueve la amabilidad contigo mismo y la aceptación.


2. Ejercicio - al liberar endorfinas, el ánimo mejora y es más sencillo volver nuestra atención al presente.


3. Ocúpate - es mejor elaborar un plan de acción que seguir en un estado pasivo alimentando estos pensamientos que solamente desgastan emocionalmente.


4. Terapia - tomar terapia es para las personas que buscan resolver sus problemas y conocer herramientas de gestión emocional que ayuden a ver desde otra perspectiva los pensamientos, no dudes en pedir ayuda si te sientes abrumad@.