Hábitos de atención plena para la vida diaria

Al comenzar el día, observa los pensamientos que te vengan a la mente, no les tomes mucha seriedad simplemente deja que viajen por tu cabeza. Antes de salir de tu cama, respira profundamente al menos 5 veces para conectar con tu cuerpo. A veces puedes llegar a sentirte cansado, angustiado, triste y realizar esta práctica de la observación de los pensamientos te permite salir del piloto automático para darte cuenta de que estos pensamientos y sentimientos vienen y van y se van disolviendo conforme pasa el día.


La práctica hace al maestro y aquello que se va reforzando te hace volver al presente, por ello puedes crear lemas diarios y repetirlos durante tu día. Algunos ejemplos:


Soy capaz de lograr lo que me propongo


Soy capaz de generar bienestar en mi vida


Mis pensamientos no son hechos


Soy más que mis emociones


En la vida estamos constantemente funcionando con el piloto automático por lo que probando con estos consejos te puedes mantener en el momento presente, considera utilizar recordatorios en tu agenda o en tu celular para tener estos lemas a la mano.


Cuando observes que tu mente divaga entre el pasado y el futuro puedes volver tu atención centrándote en lo que tienes alrededor, dirigiendo tu atención a los sentidos ¿qué es lo que ves?, ¿qué es lo que sientes?, ¿qué olores llegan a ti?, ¿qué sonidos te rodean?...


Comienza poco a poco a realizar estos ejercicios y vive con atención plena ...