¿Conoces a un "vampiro emocional"?

¿Alguna vez te ha sucedido que la presencia de ciertas personas te incomoda o te genera cansancio , irritabilidad o estrés? a estas personas se les denomina como "vampiros emocionales".


Son personas que nos hacen sentir que estamos solos o que no servimos para nada, son relaciones tóxicas. Usualmente son inmaduros emocionalmente y se "alimentan" de las personas para satisfacer sus necesidades o carencias emocionales, son narcisistas, egoístas, sin empatía, pesimistas y con mucha demanda de atención. Si ya se te vino alguien en específico a la cabeza seguramente podrás identificarlo en alguna de estas categorías:


  • Criticones: nos hacen sentir juzgados e inferiores, se la pasan todo el día criticando, tus gustos, tu forma de vestid, de pensar, etc.


  • Sarcásticos: te hacen sentir incómodo con burlas o comentarios fuera de lugar, todo lo ven con gracia y son demasiado irónicos, no respetan los límites y juegan con tu autoestima.


  • Víctimas: sus problemas siempre son más importantes que los nuestros, viven del drama y aman llamar la atención en todo momento, buscan causar lastima para que cedamos ante sus demandas.


  • Pesimistas: absolutamente todo lo que pasa a su alrededor es malo, negro o negativo, tienden a buscar la manera en que también veamos la cosas así.

¿Qué puedes hacer si ya identificaste a un vampiro emocional?


Habla con la persona y dile que lo que piensas, traten de llegar a acuerdos para estar en un ambiente de respeto, si esto no funciona, reduce el tiempo que pasas con esa persona y la cantidad de información personal que le compartes para que no la use en tu contra o a manera de chantaje.

La última opción, si nada de lo anterior funciona, es alejarte de esa persona para evitar desgastarte emocionalmente, te sentirás mucho mejor.


Recuerda que RelaxZen está disponible para ayudarte a relajarte con su extracción natural de 4 aceites esenciales: LAVANDA, MENTA, MELISSA Y NARANJA. Vive sin estrés ni ansiedad, es posible atomizar tu almohada, ducha o frotar en la palma de tus manos para aspirar profundo sus bondades.